Adiós restricciones espaciales, bienvenido trabajo colaborativo: la tendencia hacia la que apuntan las oficinas 3.0 más vanguardistas del mundo

La innovación es pensar de manera distinta y también presentarla así, camino en la actualidad seguido por empresas que encuentran en el espacio físico un valor agregado. Investigamos qué oficinas potencian el resultado laboral basándose en un ambiente armónico y dimos con sorprendentes casos en Europa, Asia y América que sobresalen por la lógica de sus ambientes. Revísalos en el siguiente reporte.


Oficina guiada por materiales inusuales
Una de las remodelaciones que ha sido noticia en los últimos meses es en la que trabaja el estudio de arquitectura Zooco para acondicionar los nuevos espacios laborales de la multinacional Goodman de sede en España. Su principal directriz fue hacer una gran estructura con fachada de vidrio, núcleo de baños aislado y un espacio de trabajo en el que no hubiera puestos fijos sino varias formas de reunirse y trabajar.

Esta flexibilidad se tradujo en una moderna concepción del ambiente: espacios con separadores lineales formados por cuerdas – elemento generador que se tradujo en una imagen corporativa tanto para trabajadores como clientes visitantes.

“Definimos este elemento mediante dos perfiles unidos por cordones elásticos a modo de celosía, que en su recorrido generan espacios (recepción, salas de reunión y sala de reprografía) y recorridos, y hasta se convierten en muebles (taquillas, almacenamiento y cocina), permitiendo mayor o menor visión según lo que se necesite”, señaló uno de los socios de Zooco.

CROYO, la apuesta de Nanning hacia el mundo
La ciudad de Nanning, reconocida por ser el pulmón verde de Japón alberga las oficinas de la marca de mobiliario CROYO, una de las más reconocidas de la isla. Basándose en la idea original de Shenzhen Super Normal Design cuya primera intención fue servir a las personas, el resultado fue una planta abierta donde se asegura eficiencia mediante trabajo individual y comunicación grupal.

La idea, extraída desde la Feria del Mueble de Milán, hoy se traduce en un área de recepción luminosa, decoraciones coloridas y alfombrado en degradé. La estética espacial también está determinada por colores fuertes, que se mezclan con murallas verticales verdes que siguen la línea de la cuidad y brindan naturalidad al espacio.

Algunos de los elementos que más distinguen a esta oficina están la silla en forma de tronco, alfombra que simula el patrón de anillos de los árboles, sofá que asemeja un oso dormido y lámpara en forma de mono. Esta audaz apuesta alienta en todo momento a sus trabajadores a “pensar fuera de la caja” despertando su inspiración y la creatividad durante las discusiones en equipo.

“A principios del siglo XXI los espacios comunes significaban en torno al 20% del espacio en un lugar de trabajo. En la actualidad las oficinas 3.0 deben reservar el 60% de su superficie a espacios compartidos”, señalan desde Ofita, compañía especializada en diseñar espacios de trabajo.

Willis Towers Watson, el ejemplo local
Entre estas magníficas ideas no podemos dejar fuera a Chile, que también cuenta con referentes en la materia. Así por ejemplo Willis Towers Watson implementó nuevos espacios a sus oficinas ubicadas en Costanera Center para consolidar el trabajo colaborativo y la autogestión como centro de su cultura organizacional.

El desafío a cargo de Contract Workplaces se basó en la metodología de Activity Based Working, lo que implicó que el diseño de los espacios estuvo pensado en función de las diversas actividades que se realizan en el trabajo.

Los dos focos del diseño fueron el cliente y su equipo. Para el primero se trabajó el concepto de empresa global, transparente y cercana, abriendo conexión entre la parte baja y alta. Alrededor de la escalera se albergaron espacios de reunión, siendo un ícono de las oficinas. En relación al equipo se buscó integrarlos sin descuidar su capacidad de concentración y trabajo individual de cada uno de ellos. En esta línea se priorizaron ambientes amplios y radiantes de concentración desde el borde hacia su interior, dejando los lugares de trabajo individual en torno al muro cortina contemplando el paisaje y en el centro los espacios de colaborativos.

    Leave Your Comment Here