Silla de escritorio ergonómica .

El trabajo constante en una oficina generalmente implica pasar mucho tiempo sentado, una posición que agrega estrés a las estructuras de la columna y que puede inducir a una postura incorrecta. Por lo tanto, para evitar desarrollar o agravar los problemas de espalda, es importante contar con una silla de escritorio ergonómica que apoye la zona lumbar y promueva una buena postura para el bienestar pertinente.

En la actualidad, es posible encontrar una gran variedad de estudios que evidencian que el pasar períodos de tiempo prolongados en una misma posición puede desencadenar problemas de salud, especialmente si no se cuenta con el asiento idóneo para cuidar la salud de quien lo usa. Una silla inadecuada puede llevar a diversas afecciones como el aumento de riesgo de la enfermedad cardiovascular o empeorar el dolor de espalda.

De hecho, permanecer sentado demasiado tiempo es nocivo para la integridad física. Muchas personas que tienen un trabajo de oficina desarrollan problemas como entumecimiento, desalineación de la columna vertebral, dolor en las articulaciones, dolor de cuello y deslizamiento de disco, generalmente por sentarse demasiado tiempo en una silla de mala calidad sin apoyo. Si bien probablemente no desee gastar mucho dinero en sillas, las sillas ergonómicas de alta calidad son una inversión en su salud, comodidad y productividad.

Varios estudios publicados han encontrado que la productividad aumenta en más del 17% cuando las personas trabajan en un entorno ergonómico con un asiento ajustable. La silla adecuada combinada con la formación ergonómica también puede reducir las lesiones en el lugar de trabajo. Incluso, si aún no tiene problemas de muñeca o espalda, una silla de escritorio ergonómica puede ayudarlo a mantener la postura correcta para evitar tensiones, síndrome del túnel carpiano, dolor lumbar y lesiones de la médula espinal.

¿Qué tipo de silla ergonómica es la mejor?

Hay muchos tipos de sillas ergonómicas disponibles para uso de oficina. Ningún tipo de silla de oficina es necesariamente la mejor, pero hay algunas cosas que es muy importante buscar en un buen asiento ergonómico. Estas características permitirán al usuario individual hacer que el asiento funcione bien para sus necesidades específicas. Por tanto, examinaremos los aspectos más importantes y los modelos preferibles para algunas personas con problemas de espalda.

Características indispensables de las sillas ergonómicas

Altura del asiento

 La altura del asiento de la silla de oficina debe poder ajustarse fácilmente. Una palanca de ajuste neumático es la forma más sencilla de hacer esto. Una altura del asiento de aproximadamente 16 a 21 pulgadas del piso será funcional para la mayoría de las personas. Esto permite que el usuario tenga los pies en el suelo, las piernas en posición horizontal y los brazos a la altura del escritorio.

Ancho y profundidad del asiento

 El asiento debe tener suficiente ancho y profundidad para sostener cómodamente a cualquier persona. Por lo general, de 17 a 20 pulgadas de ancho es el estándar. La profundidad (de adelante hacia atrás del asiento) debe ser suficiente para que el usuario pueda sentarse con la espalda contra el respaldo de la silla de escritorio ergonómica, dejando aproximadamente de 2 a 4 pulgadas entre la parte posterior de las rodillas y el asiento de la silla. La inclinación hacia adelante o hacia atrás del asiento debe ser ajustable.

Soporte lumbar

El soporte lumbar en una silla ergonómica es muy importante. La columna lumbar tiene una curva hacia adentro y sentarse durante largos períodos sin apoyo para esta parte de la espalda tiende a aplanar la curva natural. Para apoyar la curva interior de la espalda baja, una silla ergonómica debe tener un ajuste lumbar (tanto en altura como en profundidad) para que cada usuario pueda obtener el ajuste correcto.

Respaldo

El respaldo de una silla ergonómica de oficina debe tener de 30 a 48 centímetros de ancho. Si el respaldo está separado del asiento, debe ser ajustable en altura y en ángulo. Debe poder soportar la curvatura natural de la columna, siempre prestando especial atención al correcto apoyo de la región lumbar.

 Si la silla de oficina tiene el asiento y el respaldo unidos en una sola pieza, el respaldo debe ser ajustable en los ángulos hacia adelante y hacia atrás, con un mecanismo de bloqueo para evitar que se mueva demasiado hacia atrás cuando el usuario ha determinado la posición para un ángulo apropiado.

Material del asiento

 El material de la silla y el respaldo del asiento de oficina deben tener suficiente acolchado para que sea cómodo durante largos períodos de tiempo. Tener un tejido de tela que respire es preferible a una superficie más dura. Esto permitirá que se cuente con el confort adecuado para evitar dolores lumbares o un agravamiento en alguna condición existente en esta zona.

Apoyabrazos

 Los apoyabrazos de las sillas de oficina deben ser ajustables. Deben permitir que los brazos del usuario descansen cómodamente y mantener los hombros relajados. Los codos y la parte inferior de los brazos deben descansar ligeramente y el antebrazo no debe estar en el apoyabrazos al escribir.

Giratorio

Cualquier silla ergonómica o de estilo convencional debe girar fácilmente para que quienes estén sentados en ella puedan llegar a diferentes áreas de su escritorio sin esforzarse. Las sillas que cuentan con este sistema trae diversos beneficios a las personas que deben hacer uso de los asientos por largas jornadas laborales.

Compra las mejores sillas ergonómicas

Una silla de oficina ergonómica puede hacer maravillas para aliviar el dolor de espalda que puede afectar mucho después de terminar la jornada laboral. Si ya tiene dolor de espalda, es importante entender que muchas horas en un asiento comprimen los discos de la zona lumbar, que eventualmente comienzan a desgastarse y causar dolor agudo o crónico. Este dolor puede ser lo suficientemente intenso como para afectar su movilidad por el resto de su vida.

Comprar una silla de escritorio ergonómica es una inversión y no todas las sillas están diseñadas para adaptarse a todas las personas. Hay muchos factores a considerar al elegir una silla de oficina cómoda y de apoyo.

  • La silla adecuada debe adaptarse a su cuerpo y estilo de trabajo, apoyarlo en las áreas que más necesita y fomentar una postura saludable.
  • Las sillas ergonómicas se adaptan a la altura de los usuarios y a otras dimensiones corporales para favorecer una mecánica corporal saludable. Este tipo de silla reduce la tensión y la tensión muscular y es especialmente valiosa durante largas sesiones de trabajo.

Algunas de las sillas más elegantes ofrecen todo tipo de trucos y ajustes inteligentes para garantizar que el asiento se ajuste correctamente a sus necesidades, como un asiento deslizante o apoyabrazos móviles. Existen diversos tipos de sillas disponibles para usar en la oficina. Ningún modelo de silla de oficina es obligatoriamente el mejor, pero hay aspectos esenciales para indagar en una buena silla de oficina que cumpla los parámetros ergonómicos.

Si su jornada laboral típica implica un período prolongado de tiempo en la oficina, sin duda ha entendido bien la importancia de tener una silla de oficina ergonómica. En Cuatro Ríos les ofrecemos las mejores sillas ergonómicas con la comercialización de productos extranjeros y asientos de fabricación propia. Ofrecemos soluciones a diversas industrias que requieren de sillas adecuadas para largas jornadas de trabajo.

Cuatro Ríos lleva 10 años en el mercado chileno. Contamos con una línea exclusiva que se ajusta de manera perfecta a las necesidades de cada negocio y trabajador porque ponemos a disposición de todos ustedes una gran variedad de diseños. Sí tienen buenas ideas, las respaldamos con un diseño personalizado en diversidad de colores, formas y texturas para su espacio. Recuerden que una buena silla de escritorio ergonómica requiere de la asesoría adecuada. Los invitamos a que nos escriban a info@cuatrorios.cl.